2018-03-09 molina-hoffmann
Jorge Molina reclama “una consideración a quienes nos inclinamos por el camino del diálogo, con representatividad y responsabilidad sindical”.

El secretario general de UPCN, Jorge Molina, solicitó al gobernador Miguel Lifschitz que la cláusula gatillo acordada en paritarias opere ya sobre cada uno de los tramos del incremento salarial (y no al final). Y que, además, se otorgue un bono extraordinario, para ayudar a afrontar el impacto de los aumentos tarifarios.

En una nota ingresada a la Gobernación, Molina introduce el planteo remitiéndose a los términos en que se desarrolló la negociación, y las consideraciones en base a las cuales el gremio mayoritario de los estatales aprobó la propuesta, a diferencia de ATE, los docentes de Amsafe y Sadop, y Siprus.

Molina concordó en que “la última y mejor propuesta” presentada por el gobierno de la provincia merecía ser tomada en cuenta, fundamentalmente por incluir el mantenimiento de la cláusula gatillo, de actualización automática para el caso de que la inflación supere el porcentaje de aumento acordado (y que hoy sólo tienen Santa Fe y Córdoba).

Tras el “intenso debate por parte de nuestros delegados”, y en una votación dividida, prevaleció la aceptación, “considerando que un futuro enfrentamiento tendría un costo para las partes y, sobre todo, para la comunidad a la cual servimos”.

No obstante, Molina hizo notar que “los trabajadores públicos y nuestras familias contamos con ingresos que se encuentran bajo continua amenaza de tarifazos y constantes aumentos de precios”.

Allí aludió al pedido formulado por el propio mandatario para que no hubiese más aumentos en la tarifa eléctrica por este año, y al hecho de que, tras conocerse el Índice de Precios al Consumidor de marzo, “en este primer trimestre ya nos encontramos en casi el 7% de incremento”.

“Esto es una llamada de atención, considerando que la política salarial acordada estima un incremento del 9 % a partir del mes de marzo, y que el segundo incremento recién se realizará en el mes de agosto”, argumenta la carta.

Ante esto, UPCN solicita “que la cláusula gatillo opere entre tramos: parece predecible que los índices de IPC superen el 9 % antes de agosto, por lo tanto los salarios deberían actualizarse en la misma medida. Esto significa que si antes del mes de agosto se supera el 9 % de inflación, cada mes los salarios tengan la debida recomposición de dicho desfasaje”.

A esto añade el pedido de “un bono salarial, a modo de ayuda extraordinaria, que de alguna manera compense la pesada presión que ocasionan los actuales aumentos tarifarios”.

Fundamentos

El gremio prosigue reconociendo que la realizada por el gobierno de Santa Fe, tomando en cuenta el contexto nacional, “es quizás la mejor propuesta”. Pero por otro lado, insisten “en la necesidad de resguardar nuestros salarios” y reclama “una consideración a quienes nos inclinamos por el camino del diálogo, con representatividad y responsabilidad sindical”.

“Por eso, a ese mismo diálogo recurrimos para transmitirle a usted esta situación, que a nuestro entender será un camino de superación para todos los sectores que pertenecemos a la administración pública provincial, sin distinción de marcos gremiales. Santa Fe es una provincia preocupada por continuar construyendo un camino de justicia social y equidad, y los trabajadores que representamos dan muestras de ello a diario”, concluye.