Mientras la mayoría de los Gobiernos y empresas vienen escapando a la volatilidad de los mercados externos y tratan de satisfacer sus necesidades de financiamiento en la plaza local, Transportadora de Gas del Sur (TGS) se le anima a Wall Street y va en busca de los dólares de los inversores internacionales en la Bolsa neoyorquina, lo que la convertirá en la primera compañía argentina en salir a colocar deuda afuera desde enero.

La firma energética aprobó la emisión de un bono por u$s500 millones con vencimiento a 7 años, destinado a realizar inversiones en infraestructura.

El anuncio despierta una gran expectativa en el mercado, ya que será la primera colocación de deuda corporativa argentina en los mercados internacionales en 3 meses.

La última operación de este tipo había sido el 26 de enero pasado, cuando AySA, Genneia y MSU Energy emitieron de forma conjunta u$s1.250 millones.

La aversión al riesgo que generó la posibilidad de una guerra comercial entre China y Estados Unidos y la suba de tasas por parte de la Reserva Federal había llevado en el último tiempo a muchos gobiernos y empresas a dejar de lado sus intenciones de salir a buscar fondos en el exterior.

En el primer trimestre del año, las emisiones de deuda internacional por parte de empresas y gobiernos argentinos registraron una caída interanual del 29,5%. Y, en lo que va del año, tres empresas aplazaron sus ofertas públicas de acciones tanto en la Bolsa porteña como en Wall Street, aludiendo a la volatilidad de los mercados bursátiles.

Según fuentes vinculadas a la futura emisión de TGS, recogidas por BAE, sobre el final de este mes comenzará el road show en Nueva York y a principios de mayo se realizaría la colocación, que estará a cargo de los bancos HSBC, BBVA, JP Morgan, Santander e Itaú.