Por segunda vez, Unión derrotó a Villa San Martín. En condición de local, esta vez el resultado fue 87 a 70, a favor de los dirigidos por Juan Francisco Ponce. De esta manera, la serie está 2-0 para el Tatengue, que ahora deberá viajar a Resistencia a buscar el tercer tanto.

Costó al principio, pero pudo. El Rojiblanco fue de menos a más y otra vez superó a un rival más que difícil. Aunque el resultado final puede ser engañoso, el desarrollo del encuentro no fue el mismo que el del último jueves. Al Tate le costó más, por eso, la victoria se disfruta, también, más.
Todo comenzó con la visita abriendo el marcador de tres. Un Rodrigo Haag intratable dio vuelta la historia, mientras que Mariano Cerutti ayudó a los chaqueños a descontar. Punto a punto, el inicio fue peleado, y terminó con el marcador igualado en 21 tantos.

El segundo cuarto fue letal para los de Gastón Castro. La imprecisión se adueñó de la escena, y allí el dueño de casa pudo sacar su ventaja. La rotación salió casi perfecta, y Miguel Isola, junto a sus compañeros, empezaron a sumar para generar cada vez más tranquilidad. Santiago Ferreyra también hizo lo suyo, mientras Nicolás Borsellino volvía a convertirse en pieza clave.

Una seguidilla de puntos de Andrés Mariani hizo que el aro se prenda fuego en el tercer período. El cordobés metía lo que tocaba, y estuvo bien asistido por varios protagonistas que se iban turnando para sacar más diferencia. Fue en el final que Mariani marcó de tres y siguió acrecentando la cifra tatengue.

El último cuarto fue mejor para la visita. Contra un elenco alternativo de Ponce, logró descontar, aunque no pudo acercarse peligrosamente. La experiencia del plantel de Villa San Martín le jugó a favor para poder quedar más cerca en resultado, aunque nada pudieron hacer contra a un triple de Santiago Ferreyra que decretó la mayor diferencia a favor del local (+23).

Ahora, el equipo de Juan Francisco Ponce deberá viajar a Resistencia. El martes siguiente, desde las 21.30 horas, Unión intentará repetir resultado y terminar con este cruce de octavos de final.