La fecha 23 de la Superliga arrojó como resultado dos nuevos descensos a la B Nacional: Temperley y Olimpo perdieron la categoría y se sumaron a Arsenal.

Ambos equipos necesitaban ganar sí o sí para seguir en Primera, pero el “Gasolero” cayó en su visita a Godoy Cruz en Mendoza, mientras que el “Aurinegro” fue derrotado por San Martín (San Juan) en su cancha.

El equipo comandado por Gastón Esmerado estaba en la máxima categoría desde 2015. Había subido en noviembre de 2014, en la temporada recordada por los 10 ascensos.

En tanto, los dirigidos por Christian Bassedas llevaban cinco años en Primera y, de esta manera, volverán a jugar en la Segunda.

Con estos resultados, sólo queda un descenso por confirmarse. Chacarita es el más comprometido, aunque ganando los cinco partidos que tiene por delante podrá asegurarse un año más en la elite del fútbol argentino.

Foto: Fotobaires