El déficit fiscal primario fue de 14.072 millones de pesos en marzo, cuando había sido de 18.184 millones de pesos en igual mes del año pasado. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, festejó el dato como una muestra de los esfuerzos del Gobierno por mejorar el desequilibrio de las cuentas públicas. Pero el resultado fiscal global, cuando se suma el pago de intereses de la deuda externa, alcanzó un déficit de 37.896 millones de pesos, contra los 35.082 millones registrados en marzo del año pasado. Consultoras del mercado difundieron informes alertando por la suba exponencial en el pago de intereses a los acreedores internacionales. Estos gastos crecieron 106,6 por ciento en el primer trimestre y ya se llevan el 12 por ciento de los ingresos que embolsa el sector público.

El pago de intereses de la deuda sumó 23.194 millones de pesos en marzo, con un alza del 37,3 por ciento interanual. Se destinan 155 pesos a pagar deudas por cada 100 pesos que se destina a hacer obras de infraestructura. Consultores del mercado alertan que el pago de intereses de la deuda requiere usar una porción cada vez mayor de los ingresos del sector público. “Aunque el Palacio de Hacienda puede mostrar mejoras en el resultado primario (que se redujo a 0,3 por ciento del PBI en el primer trimestre), no puede hacer lo mismo en el pago de intereses: saltó de 29.290 millones de pesos en el primer trimestre de 2017 a 60.520 millones en los primeros tres meses del año, es decir un incremento del 106,6 por ciento”, planteó Ecolatina. Agregó que “a inicios del año pasado el pago de los intereses representaba 0,3 por ciento del PBI, mientras que la cifra ahora ascendió al 0,5 por ciento. En cuanto a los ingresos tributarios, la participación de los intereses se elevó del 7 a 12 por ciento”.

El documento que difundió ayer el Ministerio de Hacienda registró que el Estado embolsó unos 195.942 millones de pesos en marzo, una cifra que se incrementó 21,7 por ciento en relación con igual mes del año pasado. En detalle se precisó que el ingreso por impuestos fue de 163.576, con un alza de 10,1 por ciento, mientras que por rentas de la propiedad (donde se computan transferencias que la Anses le hace al Gobierno a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad) se anotaron 25.327 millones de pesos, con un alza de 325 por ciento.

Los gastos primarios del sector público se ubicaron en marzo en 210.644 millones de pesos, con un avance de 17,6 por ciento. En detalle se indicó que las prestaciones sociales (jubilaciones, asignaciones familiares, entre otras) sumaron 131.190 millones de pesos, al incrementarse 29,6 por ciento. Esta cifra debería haber sido mayor si no se hubiera modificado la formula de ajuste de los haberes previsionales. En cuanto a los gastos en subsidios económicos, se desembolsaron unos 9508 millones de pesos, con un retroceso de 23,8 por ciento. Esto se explicó por la suba de las tarifas de energía. Los subsidios al sector energético registraron 2086 millones de pesos en marzo, cuando habían sido de 5753 millones de pesos en igual mes del año pasado.

El documento del Ministerio de Hacienda no sólo detalla los gastos operativos sino que muestra la evolución de los gastos de capital. Se destinaron 15.792 millones de pesos a obras de infraestructura, una cifra que marca una caída interanual del 14,6 por ciento. En el detalle de los bloques más afectados se destacó que para obras en el sector de transporte se desembolsaron 4795 millones de pesos, con una baja de 17,6 por ciento, mientras que para el rubro viviendas se destinaron 2451 millones de pesos, lo que implica una contracción del 26,6 por ciento.