La audiencia de este jueves al mediodía derivó en una prisión preventiva.

En el mediodía de este jueves la jueza Mariel Minetti determinó que el joven que fue registrado por cámaras de seguridad en un intento de robo y que ayer había sido capturado por PDI tras la intervención del Ministerio Público de la Acusación, quede detenido mediante una prisión preventiva de 30 días.

La audiencia imputativa contó con la presencia del fiscal Juan Pablo Baños, quien leyó la serie de acusaciones que pesaban sobre el sospechoso. En todas se graficó el mismo modus operandi. Conocía los sitios en los cuáles presuntamente se apoderó de pertenencias ajenas y sumas de dinero encontradas en bolsos y billeteras, ya que los visitaba asiduamente en calidad de vendedor de bolsas de residuos.

Cuatro de los cincos sucesos descriptos se dieron en centros médicos, pasado el mediodía, momento en el cual disminuye el caudal de gente en los consultorios. El otro se dio en un instituto de idiomas, en el que se registra el mayor faltante de dinero.

La acusación elevada por el fiscal apunta cuatro hurtos simples, sumado otro en grado de tentativa, y estuvo respaldada por testimonios de los damnificados que coincidían con la descripción del acusado. Uno se dio en enero de este año, tres en marzo y el restante el pasado martes.

Evangelina Bonacalza estableció una enérgica defensa en la que argumentó que el pedido de 50 días de prisión preventiva por parte del fiscal Baños resultaba según ella, “desproporcionado”, pidió la libertad de su representado porque no presume peligro de fuga ni entorpecimiento de la causa, y alegó que los delitos de los cuáles se lo acusa merecen ser tratados bajo una escala penal menor dado que el acusado no cuenta con antecedentes penales y si se ha presentado a una serie de audiencias por ilícitos en los que se les acusaba de ser autor entre agosto de 2016 y noviembre de 2017.

Minetti observó que contaba con suficientes evidencias para probabilizar que el acusado fue el autor de los hechos descriptos por el fiscal, razón por la cual decidió que cumpla con una prisión preventiva de 30 días en la alcaidía local