Las cuatro cadenas de los principales cultivos de la Argentina aguardan que este año se pueda avanzar en el tratamiento legislativo y posterior promulgación de una ley nacional de fertilizantes y uso del suelo, una ley de ordenamiento territorial y la sanción de una nueva ley de semillas.

Entienden que “es un tema fundamental” sobre todo “para las especies autógamas” como trigo y soja. “Creemos que están dadas las condiciones para que el poder ejecutivo envíe su proyecto a la mayor brevedad posible para una rápida discusión, ya que nos estamos perdiendo otra campaña de trigo”, enfatizaron recientemente las cadenas del trigo, maíz, sorgo, soja y girasol.

De todas maneras, elogiaron “el giro en la política biotécnológica que se tradujo en la reciente aprobación de tres nuevos eventos, dos para maíz y uno para soja”. Y remarcaron que volvemos a insistir en que la Argentina debería tener una posición firme respecto a la aprobación de los eventos en los mercados de destino”.