El intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, recorrió las obras que se están llevando a cabo en el espacio de la Biblioteca Municipal. Se están llevando modificaciones que llevarán a un mayor dinamismo para quienes consulten material, que podrán acceder a los libros sin la necesidad de un bibliotecario.

Raimundo reconoció el carácter necesario de esta obra, que apunta a “recuperar un espacio de gran importancia educativa”. “La figura de la biblioteca ha quedado desdibujada con la irrupción de los medios digitales y el acceso masivo a internet. Por eso consideramos que había que hacer modificaciones trascendentes con el propósito de que vuelva a ser un espacio concurrido por los sanlorencinos”, dijo el intendente.

El grueso de los trabajos consiste en una refacción edilicia, seguido de la instalación de nuevos mobiliarios en la planta baja, y un depósito en el primer piso. Se incorporará además, por donación de su esposa, la colección de más de 6 mil libros en papel y 1500 en formato digital, pertenecientes al doctor Roberto Biraghi, quien falleció en 2016.