Una marcha, anunciada a través de las redes sociales, se realizó este jueves frente al Palacio de Tribunales en demanda de “mayor transparencia y eficacia de la Justicia”, entre otros reclamos.

El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y la Cámara Argentina de Comercio (CAC) fueron las organizaciones que se sumaron a la marcha.

Con consignas como #SinJusticiaNoHayRepublica y #12A, y la adhesión de algunos dirigentes y legisladores, el encuentro puso el foco en las críticas a la Justicia federal por recientes excarcelaciones concedidas a exfuncionarios y dirigentes kirchneristas.

El constitucionalista Daniel Sabsay fue el único orador del acto, que resumió los puntos principales del encuentro. “La Justicia lenta no es Justicia”, afirmó y levantó el aplauso de los presentes, que con carteles y banderas argentinas escucharon sus palabras. “El plazo razonable es una medida esencial, no es un problema de forma sino de fondo”, sumó.

Sabsay pidió “trabajar por una nueva ley para modificar todo el sistema judicial” y aseveró que, si el Congreso no se lo propone, tampoco se podrá avanzar. Luego, pidió por la descentralización de la Justicia Federal. “Hay que disminuir el poder que tienen estos 11 jueces”, afirmó el constitucionalista, en referencia a los magistrados que entienden en los 12 juzgados de ese fuero.

Luego, se refirió a los sectores más vulnerables, sobre quienes consideró que “no pueden acceder a la Justicia, entonces, para ellos no existe”.

Entre las voces que apoyaron la concentración estuvo Guillermo Lipera, presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires. Aseguró: “Estamos buscando nivelar la cancha en materia de impunidad. Desde el punto de vista de delitos contra la corrupción, claramente está fracasando la Justicia Federal porque hay muy pocas condenas en los últimos 20 años”.

En ese sentido, se refirió al informe dado a conocer hoy por el Consejo de la Magistratura sobre la situación de las causas de corrupción. Una auditoría sobre todos los juzgados federales del país entre 1996 y 2016 expuso que en ese lapso se tramitaron 9476 expedientes, de los cuales 2178 siguen abiertos y 7298, fueron resueltos.

“Por esta situación, estamos peticionando para triplicar los jueces federales, así ese fuero tiene más aire y la Justicia es más veloz. No puede ser que los juicios de instrucción duren 5 años”, destacó Lipera.