La sequía en la zona de Maciel.

“Se trata de una de las sequías extremas, la peor de los últimos 50 o 60 años y por eso los productores, las cooperativas y las entidades de base están impulsando y pidiendo medidas”, señaló este jueves a la prensa el presidente de la Federación, Omar Príncipe.

Relató que en el plenario de la entidad celebrado en Casilda se evaluó la situación del campo en Santa Fe derivada de la sequía y que gestiona una audiencia con el gobernador Lifschitz para pedirle que declare la emergencia en todo el territorio provincial.

“Valoramos que se haya declarado la emergencia en el norte de Santa Fe, pero necesitamos la inclusión de todo el territorio”, añadió, al sostener que la medida debe ser “inmediata”.

Al respecto explicó que “aquí hay algo claro, si no hay ampliación de la emergencia los productores siguen siendo intimados por ejemplo por la Afip. Resulta necesaria la declaración de la emergencia porque de lo contrario encima de que están en situación de quebranto van a tener que hacer frente a los juicios”.

“Si no hay declaración de emergencia provincial no podemos homologar la misma a nivel nacional, y si bien gestionamos financiamientos, es necesaria la medida que pedimos”, señaló.

Príncipe advirtió “que igualmente la siembra del trigo se observa comprometida en su continuidad por la cantidad de pueblos que están afectados”.