Tras la suspensión del partido entre Colón y Vélez luego de que la barra del Sabalero arroje bombas de estruendo al arco defendido por César Rigamonti, el entrenador del equipo santafesino, Eduardo Domínguez, se refirió a la cuestión y no se mostró de acuerdo con el proceder: “En vez de ayudar y encontrar soluciones, se busca penalizar”.

“Institucionalmente se trabaja para hacer las cosas bien y es una tristeza que sigan pasando estas situaciones. Si hay sanción la aceptaremos, pero no la compartiremos porque en vez de ayudar y encontrar soluciones, se busca penalizar”, analizó el DT en diálogo con Sportia.

En cuanto a la suspensión del partido y la consecuente sanción, la Justicia ya tiene identificados a los barras que ingresaron los proyectiles, cuyos rostros fueron tomados por una de las cámaras de seguridad.