El partido de Colón y Vélez se sigue jugando aunque dentro de la cancha solo pasaron 22 minutos hasta que el árbitro Andrés Merlos decidió suspenderlo.

Ayer, desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe dieron a conocer la resolución y entre los puntos detallados se destacó la clausura parcial de la tribuna norte del estadio Brigadier López (la zona de se ubica la barrabrava de Colón).

MÁS INFO: Clausuraron parte de la tribuna Norte

La novela sigue en Buenos Aires con la reunión del Comité Ejecutvo y tribunal disciplina donde se definirá la sanción para la institución santafesina por parte de la AFA y la Superliga.

MÁS INFO: Colón – Vélez se seguirá jugando a puertas cerradas

Lo que si está confirmado es que el partido se continuará jugando, a puertas cerradas y Colón deberá hacerse cargo de todos los gastos que tenga Vélez para volver a trasladarse a Santa Fe. Esto incluye viaje de Buenos Aires a Santa Fe, hotel, logística y vuelta del plantel a Capital Federal.

A esperar. Extraoficialmente, Sin Mordaza pudo averiguar que habrá una sanción económica por varias fechas. Se habla de 500 entradas a lo largo de seis fechas, lo que equivale a una cifra estimada en $960 mil, teniendo en cuenta que el precio de entradas generales asciende a $320.

Lo que no está confirmado es si clausurarán el estadio Brigadier López o solamente lo harán jugar sin público presente.