Un sargento de Policía quien desde hace un mes se desempeñaba como jefe de la Dirección General de Seguridad Rural (Los Pumas), delegación Constituyentes, quedó imputado este miércoles como autor de los delitos de extorsión; tentativa de extorsión y tenencia de arma de fuego de uso civil.

El involucrado, cuyas iniciales son A.D.M., escuchó los graves cargos que pesan en su contra, este mediodía en la audiencia imputativa que se realizó en los tribunales locales.

La acusación fue formulada por el fiscal de Violencia Institucional, doctor Ezequiel Hérnandez, ante la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), doctora Susana Luna.

Según se supo los hechos que este miércoles se ventilaron en los tribunales ocurrieron recientemente y fueron cometidos en perjuicio de un productor de la zona de Constituyentes, localidad ubicada entre Laguna Paiva y Arroyo Aguiar.

La secuencia se habría iniciado el 2 de abril del corriente cuando el personal policial solicitó una suma de dinero a cambio de la devolución de unos animales. En esta oportunidad la víctima concretó el pago, al otro día, configurando el delito de extorsión.

Pero no todo terminó allí porque el 5 de abril, el sargento volvió a reclamar más dinero. Sin embargo en este caso la víctima no sólo que no accedió, sino que además dio cuenta de lo que estaba sucediendo a las autoridades, por lo que se inició una investigación que llevó adelante personal de la sección Asuntos Internos.

Finalmente el 9 de abril el policía fue interceptado en la Ruta 2, cuando circulaba a bordo de un automóvil particular. Se ordenó una requisa y en el baúl de dicho rodado se halló un arma de fuego, la que estaba sin autorización legal.