NIkolas Cruz, autor de la masacre de Florida

El autor de la masacre de Florida, Nikolas Cruz, sorprendió a todos con un inoportuno gesto. El joven de 19 años, que está detenido desde el día del tiroteo, les dijo a sus abogados que quiere donar su herencia a las víctimas y familiares de su propio ataque.

Durante una audiencia en una corte de la ciudad de Fort Lauderdale, ubicada a unos 50 kilómetros al norte de Miami, los defensores públicos de Cruz indicaron que el joven no tiene dinero para pagar un abogado privado. Sin embargo, remarcaron que “lo poco que tiene” lo quiere entregar a los afectados por su tiroteo.

“El señor Cruz no quiere ese dinero. Él quiere donarlo para beneficiar a las familias de las víctimas y promover de alguna manera sanación de la comunidad”, aseguró la asistente de la defensa pública del joven, Melisa McNeill. La abogada representa al detenido desde el pasado 14 de febrero, el día de la masacre en la secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Leer más:

Tiroteo en una escuela de Florida: hay muertos y al menos 20 heridos

De esta manera, McNeill entregó un registro del dinero con el que podría contar Cruz. El joven, que había estudiado en el MSD, tiene por cobrar un seguro de vida de 50.000 dólares que su madre Lynda Cruz le dejó. Además, tiene algunas joyas, muebles y un auto que según la defensa no alcanza para pagar un defensor privado.

Tras el “gesto” del asesino, la defensa aprovechó para reiterar el ofrecimiento de Cruz de declararse culpable a cambio de recibir la cadena perpetua y no la pena de muerte. El detenido fue acusado el mes pasado de 17 cargos de homicidio premeditado y 17 de intento de homicidio.

Sin embargo, el fiscal del caso, Shari Tate, desconsideró el pedido de la abogada. “El estado de Florida no permitirá al señor Cruz elegir su propio castigo por asesinar brutalmente a 17 personas. Vamos a permitirle a los miembros de la comunidad de escoger ese castigo, no a Cruz”, afirmó.