El delincuente es conocido como "Tofi" en barrio Tablada.

La semana pasada se realizaron varios allanamientos en distintos puntos de Rosario y Buenos Aires en los que quedaron demoradas cinco personas sospechadas de amenazas a dirigentes de derechos humanos, sindicalistas, concejales y diputados. Sólo dos de las personas aprehendidas fueron imputadas el pasado lunes y seguirán tras las rejas. Sin embargo, en uno de los procedimientos hechos en la ciudad fue arrestado uno de los testigos en circunstancias propias de una película.

Según informó el periodista de Radio 2 Agustín Lago, el pasado jueves en un allanamiento llevado a cabo en Marco Polo al 400 quedó demorada una joven que luego recuperó la libertad. A ese domicilio fueron llevados dos testigos de procedimiento. Uno de ellos llamó la atención de la Policía, ya que pidió ir al baño, se mostraba nervioso y después insistió que debía irse a trabajar.

Al comportamiento extraño se sumó que un agente avisó a un superior que le veía rostro conocido y agregó que creyó haberlo investigado por hechos violentos en barrio Tablada. Con todo este contexto, el joven testigo fue llevado a la comisaría para corroborar su identidad. Dijo llamarse Cristian Galeano Gauna con domicilio en Garibaldi al 100 bis. Sin embargo, se trataba de Cristian Mariano Gauna, de 23 años, y vivía en un lugar cercano al brindado.

Al joven se le realizó una requisa. Se le secuestró en el interior de su calzoncillo una billetera. Era de la propietaria de la vivienda de Marco Polo al 400 que habían allanado hacía pocos minutos. Luego, se verificó que de los dos celulares que llevaba, uno tenía la línea a nombre de una joven –según se estableció a través del Imei, que es el código de identidad de cada SIM–. Contactaron a quien figura como titular del número teléfonico y la chica relató que le habían robado el aparato ese día en Avenida del Rosario y Entre Ríos, entre otras pertenencias que le sustrajo un delincuente que circulaba en moto.

Tras procesar toda la información se determinó que Cristian Mariano Gauna era un joven apodado según la Policía como “Tofi”, investigado por robo de motos y hechos de violencia en la zona sur.

“Tofi” fue imputado el pasado viernes en los Tribunales provinciales por el delito de hurto y por orden de la jueza Paula Álvarez quedó en libertad.