Tal como estaba previsto, ayer se llevó a cabo una nueva reunión conciliatoria convocada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia, en Rosario, para que empresarios y sindicalistas debatieran en torno al presente y futuro de la cerealera Buyatti.

Desde marzo pasado, la industria, radicada en Puerto San Martín, está inactiva. Y este mes, la firma ofreció a sus trabajadores pagar un sueldo de $13.000 a cambio de no despedirlos, contra los $35.000 que acreditan hoy en promedio.

Además de la falta de reactivación fabril, y la merma salarial, los gremialistas se enfrentaron a un nuevo escollo, pues sus afiliados se quedaron, desde el 1º de abril, sin cobertura médica.

Ayer, esta última instancia fue superada. Y respecto al futuro, el secretario general del Sindicato Aceitero (SOEA), Pablo Reguera, reconoció que hay novedades esperanzadoras.

“Hay empresarios interesados para que la planta vuelva a producir, sea a modo fasón o bien comprando la empresa, esto es lo que nos dijeron”, expresó en alusión a los ejecutivos que asistieron al encuentro en representación de Buyatti. “Las negociaciones están avanzadas”, agregó.

Sin embargo, a pesar de las buenas nuevas, empresa ni gremio hicieron mención al o a los supuestos interesados en el predio industrial.

Las partes volverán a reunirse en la cartera laboral el próximo 19 de abril para seguir delineando el futuro de esta planta y el de casi 200 empleados que dependen de manera directa de esta industria.