La audiencia tuvo lugar en el Ministerio de Trabajo

Dos alternativas aparecen en el futuro laboral y productivo de la procesadora de granos Buyatti de Puerto San Martín: venta definitiva de los activos de la firma a otra empresa o tercerización con otra contratista para que los empleados sigan trabajando a fasón. Así lo reconocieron los representantes gremiales del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros a la salida de la audiencia celebrada este martes en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, a la que también asistieron directivos de la compañía.

“Hay empresarios interesados en la planta para seguir trabajando a fasón o bien comprar la empresa. Por lo que nos dijeron, las negociaciones están avanzadas. Aunque nos digan que son 125 trabajadores, hay 200 trabajadores directos que todos los días comen de Buyatti”, confió Pablo Reguera, secretario general del Soea.

Reconoció Reguera que “hasta antes de esta reunión, el panorama era desolador. Ahora, las expectativas son distintas aunque sepamos que la fábrica permanece cerrada, con los trabajadores suspendidos y con un procedimiento preventivo de crisis presentado por la empresa en el Ministerio de Trabajo”.

En la audiencia de partes también se destrabó el conflicto con el servicio de medicina privada. “Desde hoy los trabajadores y sus familiares vuelven a tener cobertura de la prepaga, que se había interrumpido la semana pasada. Inclusive se la habían cortado hasta a los empleados con enfermedades crónicas”, señaló el sindicalista aceitero.

Mientras los directivos de Buyatti negocian la venta o la tercerización del procesamiento de granos en la planta puertense, los trabajadores continúan cobrando un salario reducido del 70 por ciento. “El sueldo promedio de un trabajador es de aproximadamente 35 mil pesos”, precisó Reguera.

Buyatti solicitó ingresar en convocatoria de acreedores en 2002 y venía trabajando con terceros que le entregaban materia prima para su procesamiento. El 31 de marzo pasado finalizó el contrato con Molinos Cañuelas y desde entonces recayeron las suspensiones para los empleados de la firma. “La mala cosecha, los tarifazos y el hecho de que no tenga un muelle, la tornaron inviable”, lamentó el dirigente gremial.

A la espera de la aparición de un socio estratégico que garantice la continuidad laboral en Buyatti, la próxima audiencia ya tiene fecha: se realizará el jueves 19 de abril, cuando las partes aborden la situación salarial: si los trabajadores siguen cobrando el 70 por ciento del sueldo o el monto no remunerativo que había ofrecido la empresa.

“Como gremio manifestamos que se sigan abonando los sueldos como lo vinieron haciendo hasta marzo. En esta audiencia, lo que hicimos fue encargarnos de que los trabajadores vuelvan a tener servicio de medicina prepaga porque se la habían cortado arbitrariamente”, indicó Daniel Succi, secretario gremial del Soea.