El cargamento estaba en un depósito de Pilar

Tras la insólita desaparición de más de media tonelada de marihuana y el argumento de ocho policías que adujeron que la habían comido las ratas, los efectivos que pertenecían a la Subdelegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Pilar fueron desafectados de sus cargos.

La decisión la tomó del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, luego de que se detectó un faltante de 540 kilos de marihuana que estaba secuestrada. “Lo comieron las ratas”, habrían argumentado los imputados, tres oficiales y cinco comisarios. El funcionario resolvió, además, intervenir la dependencia policial y designó como titular al comisario José Luis Salazar.

El caso salió a la luz en abril de 2017, cuando durante un relevo, el comisario Emilio Portero detectó que faltaba un importante cargamento que había sido incautado y ubicado en un depósito judicial de Pilar. Tras una denuncia de Asuntos internos detectaron que faltaban 540 kilos.

Leer más:

Desaparecieron 540 kilos de droga: los custodios dicen que las ratas se comieron los paquetes

La situación disparó una investigación del juez Adrián González Charvay, quien ordenó que Gendarmería Nacional allanara el galpón tras lo cual se detectó el faltante de la droga. En ese momento, al ser interpelados, los policías encargados de custodiar el lugar argumentaron las se la habían comido las ratas.

El Ministerio de Seguridad llevó a cabo un sumario administrativo y ahora decidió apartarlos de sus cargos mientras avanza la investigación.