Mateo y el doctor Bentos

Jesica, joven mamá y ama de casa, agradeció infinitamente la actitud profesional y solidaria del médico Diego Bentos que permitió salvar la vida de su bebé llamado Mateo.

El relato

A través de su facebook, contó que ese 28 de marzo a las 10.20 de la mañana, su bebé Mateo de tan sólo 10 días de vida se descompensó en su casa. Relata Jesica que “entre en desesperación por no saber lo que le pasaba, alcance a bañarlo y empezó a despedir espuma y baba por boca, entonces corrí hasta el dispensario Martín Fierro y me encuentro con el Dr. DIEGO BENTOS, pongo en mayúscula su nombre porque le debo la vida de mi hijo y a quien le voy a estar eternamente agradecida porque puso su auto para socorrer a mi bebé y lo llevo hasta el hospital haciéndole RCP”.

Jesica continúo relatando que “se dirigía a mi hijo para que no se rinda palabras que van a quedar en mi corazón por siempre “fuerzas Mateo, no aflojes mateo” y “aguanta Mateo”, eran esas palabras y a la enfermera Nancy, su apellido no lo sé, manejó ese auto como nadie. Al llegar al hospital nos esperaban afuera la doctora Carola Neumann, mujer del doctor y la pediatra Eliana Fariz y los del servicio 107, quienes lograron estabilizarlo y nos trasladaron a la neo de Reconquista”, manifestó la mamá agradecida.

Por último expresó que da “mil gracias por todo y eternamente agradecida, a usted Doctor le debo la vida de mi hijo, mil gracias DOCTOR DIEGO BENTOS, que Dios siempre ilumine su vida”, finalizó diciendo Jésica Vera.

La herencia

Vale recordar que Diego Bentos lleva la profesión de médico en su sangre y heredó de su papá Luis Bentos, la humildad y el servicio de vocación ante el prójimo. El Dr. Luis Bentos fue un reconocido médico rural de nuestro Departamento Vera y hoy el Hospital de la localidad de Intiyaco lleva su nombre.