El partido entre Colón y Vélez, suspendido el último sábado por las reiteradas bombas de estruendo que arrojó la barra brava de Colón cerca del arco de César Rigamonti, ya tiene un panorama claro para la reanudación.

Esta tarde, el Tribunal de Disciplina de la AFA anunciará que el encuentro continuará con los 68 minutos restantes, divididos en dos tiempos de 34, pero sin público por la suspensión del estadio.

Además, de forma extraoficial se conoció que el Sabalero afrontará una multa económica: el pago de 500 entradas generales (135 mil pesos) por las próximas seis fechas y el abono completo de la logística de viaje para que Vélez regrese a Santa Fe en una nueva oportunidad.

En tanto, existe la posibilidad de que el Brigadier López sea suspendido por las próximas dos o tres jornadas como local, aunque esos detalles serán revelados en el próximo Boletín Oficial del Tribunal.