Vandenbroele declaró como arrepentido.

Alejandro Vandebroele comprometió a todos los acusados en el juicio oral y público por la venta de la ex-Ciccone Calcográfica. El arrepentido declaró que el empresario José María Nuñez Carmona lo contactó por orden de Amado Boudou -en momentos en que era vicepresidente- y además acusó al banquero Jorge Brito de financiar la compra de la compañía, impresora de billetes.

El expresidente de The Old Fund -la sociedad que controlaba a la calcográfica- además complicó al extitular K de la AFIP Ricardo Echegaray. En su declaración dijo que “desde las altas esferas del Gobierno” había partido la orden al funcionario para que otorgara un plan de pagos para levantar el proceso de quiebra de Ciccone.

En su declaración, Vandenbroele además mencionó a otro banquero, Raúl Moneta. “Venía de parte de Brito como potencial inversor y después cuando nos juntamos a firmar el contrato el 21 de octubre de 2010, el Grupo Macro (propiedad de Brito) había ingresado en la operación de Ciccone”, explicó Vandenbroele al declarar ante el Tribunal Oral Federal 4, que lleva adelante el juicio.

El arrepentido explicó que en el segundo semestre de 2009 se encontró con Nuñez Carmona en Nueva York y que éste le contó que “Aimé” -en referencia a Boudou- era en ese momento Ministro de Economía. “A partir de este encuentro, Núñez Carmona me contacta porque tenía algunas operaciones y necesitaba asesoramiento legal”, indicó.

“Entre ellas estaba la operación con la reestructuración de la deuda de Formosa y también la necesidad de formar una sociedad. Frente a eso hablo con mi contador, que conocía a una persona que tenía una empresa que ya no la usaba, era The Old Fund. La sociedad la compré a nombre mío”, relató.

La reestructuración de la deuda de Formosa fue el primer negociado previo a la compra de Ciccone Calcográfica, por la que la provincia pagó a The Old Fund $ 7 millones en asesoramiento: por ese hecho fue citado el gobernador Gildo Insfrán, entre otros.

En relación al proceso de compra de la ex-Ciccone, dijo que los dueños de la empresa necesitaban un acuerdo del Banco Provincia y que por eso él lo llamó al entonces gobernador bonaerense Daniel Scioli. “Me dijo Alejandro, quedate tranquilo que lo tuyo va a salir”, declaró.

Cómo llegó a vivir en el departamento de Boudou
Además explicó cómo fue que llegó a vivir en el departamento que Boudou tenía en Puerto Madero. “Núñez Carmona me ofrece el departamento de Boudou gratuitamente y me pide que consiga una empresa extranjera para armar el contrato de alquiler y justificar los ingresos”, indicó.

“Así es que llamó a un amigo, Fabián Carosso Donatiello, que por hacerme un favor lo metí en un problema en el que no tiene nada que ver. En enero, febrero de 2011 decidí irme del departamento porque me parecía una locura, después de lo que habíamos hecho con Formosa y porque yo ya era presidente de Ciccone”, explicó