Aldo Sotelo.

La medida a la que el SITRAM como integrante de la FESTRAM y del MOS se opuso oportunamente, dejará a la ciudad sin $30.000.000 en el transcurso del año con repercusiones directas en programas que desarrolla el municipio y calidada de trabajo de los trabajadores municipales.

En nuestra provincia el pacto fiscal contó con la aprobación de justicialistas, radicales y cambiemos y hoy las consecuencias comienzan a sentirse en la ciudad y genera preocupación e incertidumbre en los trabajadores municipales, que temen sufrir el ajuste que se trasladará en efecto cascada, expresan desde el SITRAM Reconquista.

Instamos a que el gobierno provincial y a los legisladores para que se busquen medidas con el fin de compensar ésta falta de recursos. Desde la representación de los trabajadores dijimos y seguimos sosteniendo que este pacto fiscal es perjudicial para la provincia porque le resta recursos a municipios y comunas, además de significar la pérdida de autonomía de la provincia en materia tributaria.

Lamentablemente, no nos hemos equivocado y creemos que las incidencias recién empiezan, señala el gremio municipal