Los trabajadores frente reclamaron frente a la empresa

El delegado del SOIC, José Fernández, indicó que “hubo algunas reuniones pero no llegamos a ningún acuerdo. El jueves pasado en el Ministerio de Trabajo cada uno mantuvo su postura y no se llegó a ningún entendimiento”.

Ante esto, sostuvo que “la fábrica había anunciado el descuento de horas y no nos queda otra que instrumentar medidas de fuerza ya que en una asamblea que se desarrolló el pasado viernes las bases nos piden incrementar las protestas” y adelantó que “el paro es inminente”.

Aunque el paro aún no tiene fecha concreta, anunció que “se está programando para la semana y se comenzará con 24 horas, pero esto no quita que se agrave la medida y sea de más días”. Adelantó también que “de no llegar a un acuerdo habrá protestas con corte de ruta y cese de actividad, sin llegar a tomas de la fábrica ni impedir el libre acceso a la planta”.

El dirigente sindical aclaró de todos modos que “hasta el momento no hubo amenazas de despidos ya que eso agravaría más la situación”.

“Se analizaron un montón de alternativas, entre ellas el pago de un ticket canasta pero hubo una negativa rotunda de la empresa, que debería ser más sensible para paliar la situación porque la inflación nos está matando a los trabajadores”.

Finalmente, resaltó que “otras empresas del país pagaron el bono, aunque algunas lo disfrazaron como presentismo o tickets canasta, pero acá no recibimos nada y queremos tener una posibilidad de negociación”.