Los uniformados se encontraban patrullando la zona bajo la modalidad de OSPE (Orden de Servicio Policial Extraordinario), cuando procedieron a realizarles el chequeo correspondiente a dos individuos que se desplazaban en actitud sospechosa.

Luego de realizar las averiguaciones pertinentes, los actuantes tomaron conocimiento que momentos antes los sindicados habrían violentado los cristales de la ventana de un kiosco ubicado en la intersección de calle Colón y Azcuénaga, como así también que sustrajeron mercaderías y elementos de limpieza.

Por este motivo los trasladaron a la Comisaría Distrito 12da. Una vez en sede policial, los agentes dieron conocimiento a la Fiscalía de turno.