Hubo desalojo preventivo de hospitales, asilos y una universidad

Más de 26 mil personas fueron evacuadas en Paderborn, una pequeña localidad de Alemania, para que un grupo especialista en explosivos desactivara una bomba de la Segunda Guerra Mundial. El artefacto había sido descubierto durante una obra de construcción.

Las autoridades ordenaron el desalojo de dos hospitales, una universidad y varios asilos de ancianos, que estaban cerca del área afectada.

La bomba, de casi dos toneladas, era de origen británico. Un grupo de obreros la había descubierto hace una semana, mientras trabajaban en un jardín. La sorpresa fue inmediata: estaba enterrada a solo 80 centímetros de la superficie.

La agencia de noticias alemana DPA confirmó que más de mil bomberos, policías y personal de emergencia participaron del operativo de evacuación.

Las bombas enterradas en Alemania

A pesar de la alarma que este tipo de hallazgos provoca, no es una novedad en el país. Más de 70 años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, aparecen con frecuencia bombas y municiones enterradas por toda Alemania.

En agosto de 2017, más de 60 mil vecinos de la ciudad de Fráncfort fueron evacuados, tras descubrir un artefacto explosivo que había sido arrojado por Gran Bretaña, entre 1943 y 1945.

El hallazgo fue durante las excavaciones de una obra de construcción, en el céntrico barrio Westend. El operativo fue descomunal: cientos de pacientes de dos hospitales, los empleados del Banco Central alemán y habitantes locales tuvieron que abandonar la zona durante 12 horas. También se frenó el servicio de trenes y subtes.

La bomba, que estaba cerca de la Universidad Goethe, era una mina área HC 4000 con 1,4 toneladas de explosivos. Tenía un diámetro de 76 centímetros y dos metros de longitud.

En mayo del mismo año, también se registró otra evacuación masiva en Hannover. Alrededor de 50 mil personas tuvieron que trasladarse por tres artefactos que se hallaron durante una excavación.