Mineros de Río Turbio, acompañados de otros trabajadores estatales despedidos, instalaron una carpa frente al Congreso, donde también marcharon con antorchas en reclamo del despido de trabajadores. Además convocaron a una jornada nacional de protesta organizada por ATE, que incluye un paro de actividades de 24 horas en todo el país.

Frente al Congreso, una delegación de mineros de Río Turbio instaló este mediodía una carpa de protesta por el despido de unos 500 trabajadores y denuncian que “el inminente cierre” del yacimiento situado en la provincia de Santa Cruz.

“Venimos a Buenos Aires para que el Gobierno nacional entienda que este cierre inminente es un problema muy grave que condena a las comunidades al olvido y nos deja sin trabajo,” explicó hoy a Télam el secretario adjunto de ATE-Río Turbio, Cristian Gordillo.

La carpa permanecerá hasta el próximo viernes frente al Parlamento, desde donde se difundirá la situación de los obreros y la continuidad de la empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales Río Turbio.

En tanto, también despedidos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) instalaron en el lugar una carpa de protesta, desde la cual se proponen difundir a lo largo de esta semana los trabajos y actividades que realizan en el organismo.

“El presidente (del INTI Javier) Ibáñez, los ministros (Francisco) Cabrera y (Jorge) Triaca, y el jefe de gabinete (Marcos) Peña deben responder acerca del desguace y la privatización del INTI y de los 258 despidos”, denunciaron durante la rueda de prensa.