Murió la ballena encallada en Mar del Plata

Un cuadro infeccioso resultó fatal para el cetáceo que estaba desde el sábado en la arena de Punta Mogotes. Investigadores locales realizarán la necropsia en el lugar

2018-04-09 ballena
La ballena que estuvo encallada 48 hs en Punta Mogotes

 

Luego de 48 horas de esfuerzos para devolverla al mar, este lunes al mediodía murió la ballena que se encontraba encallada en la costa de Mar del Plata.

Socorristas y vecinos retomaron por la mañana las tareas de rescate de la ballena jorobada que estaba en Punta Mogotes desde el sábado por la tarde para que el animal pudiera regresar a su hábitat natural, pero un cuadro infeccioso resultó fatal.

La necropsia estará a cargo de especialistas de la Universidad de Mar del Plata, que se acercarán al lugar ante el impedimento de mover el cuerpo, de seis toneladas, para su análisis.

La ballena presentaba lesiones de varios días atrás, que habrían causado la infección y que posiblemente llevaron al cetáceo a movilizarse voluntariamente a la costa para morir.

“Muchas veces estos cetáceos salen de su hábitat natural porque se encuentran enfermos y van a morir en la costa. Debemos entender que cuando uno intenta varias veces llevar a la ballena mar adentro y vuelven a salir es porque la naturaleza de ellos es así y debemos respetarla”, explicó Juan Lorenzani, de la Fundación Fauna Argentina.

2018-04-09 ballena1
Murió la ballena de 6 toneladas encallada desde el sábado

Del operativo participó personal de Prefectura Naval, organizaciones ambientalistas, organismos públicos, guardavidas y voluntarios que aportaron lo suyo, sobre todo en las primeras horas, cuando el hallazgo de la ballena en la costa resultó una sorpresa y la primera reacción fue mantenerle el cuerpo con humedad, para lo cual se utilizaron baldes con los que se tomaba agua del mar para arrojarselá sobre el lomo.

El intento de devolverla al mar ya se había dado el domingo en dos oportunidades, ambas frustradas porque el propio animal terminó otra vez en la costa. Por eso se esperó a la pleamar de hoy para una chance más, ahora con apoyo de un buque remolcador.

Durante esta mañana se habían realizado todos los movimientos para que la ballena tuviera una suerte de arnés con sogas par a enganchar a la linga que utilizaría la embarcación para llevar al animal hasta aguas profundas.