El hecho ocurrió mientras Victorio, dormía y la zona afectada es el codo.

El bebé de dos años que vive en Maciel y fue picado por un alacrán revirtió su delicado cuadro de salud y dejó la sala de terapia intensiva para pasar a sala común.

Es más, en algún momento se temió pro su vida, pero desde este fin de semana, ello dejó de preocupar.

Juan, el papá de Vico, el chiquito internado en el Hospital Provincial, en Rosario, reconoció que este pasado sábado los médicos dispusieron que dejara la terapia intensiva para pasar a sala común, a la vez que le confirmaron que está, definitivamente, fuera de peligro.

Ahora, deberá realizar rehabilitación física y neurológica para, de acá a un tiempo, tener el alta y regresar a su hogar.

El hecho se produjo el 23 de marzo, a la madrugada, mientras el niño dormía junto a su mamá y fue picado por un alacrán, en su casa en Maciel.