El Taller Ecologista pidió a la presidencia del Concejo Municipal que apruebe el proyecto para que en las oficinas del Palacio Vasallo se deje de utilizar vajilla descartable, reemplazándola por elementos reutilizables. El proyecto fue presentado a fines del año pasado por una docena de organizaciones ambientalistas y busca disminuir la generación de residuos.

La propuesta forma parte de una serie de estrategias relacionadas con la reducción de la basura que a diario se envía al relleno sanitario de la localidad de Ricardone. Este mes cumplió dos años la ordenanza que reguló la entrega de bolsas plásticas en supermercados y autoservicios. Desde entonces, se estima, dejaron de entregarse 100 millones de bolsitas.

Según destacó el referente del Taller Ecologista, Mirko Moskat, en las oficinas de la Municipalidad ya se desarrollan una serie de programas de disminución de residuos. Sin embargo, el Concejo se ha mantenido al margen de estas iniciativas.

“La idea es que la institución de el ejemplo de qué cuestiones se pueden hacer en torno a reducir el uso de descartables, que marque el rumbo para después poder tener discusiones sobre normativas que abarquen a otros sectores”, explicó.

El proyecto se presentó a fines del año pasado. Como se trata de una norma que tiene que ver con el funcionamiento interno del Concejo recaló directamente en el despacho del presidente del cuerpo, el edil del Pro, Alejandro Roselló.

La propuesta

La iniciativa pretende reemplazar el uso de materiales descartables, en todo el ámbito del Concejo por elementos reutilizables.

Así, una vez que entre en vigencia los vasos de plástico, revolvedores, sobres de azúcar o leche, cápsulas de café o bebidas en envases descartables, entre otras, quedarán en el olvido.

En su lugar, se utilizará vajilla lavable, bebidas en envases retornables o azucareras, por ejemplo. En los casos de productos que no tengan opciones reutilizables deberán priorizarse los que minimicen el uso de envases.

La propuesta destaca que el Concejo, como institución representante de los ciudadanos, “debe ser ejemplar y coherente con el desarrollo de prácticas sustentables relacionadas a hábitos cotidianos”.

Y advierte que actualmente en las reuniones de comisiones, en el recinto o en actividades públicas, se usa gran cantidad elementos descartables, tales como vasos o envases de bebidas. Una imagen que “se contradice con las políticas públicas impulsadas por el propio Concejo, por ejemplo a través de la ordenanza de Basura Cero”.

Emplear elementos reutilizables, señala, contribuye a reducir los impactos y recursos naturales usados en la fabricación de nuevos productos y, a la vez, reduce la cantidad de residuos que va a parar a los rellenos sanitarios.

La propuesta lleva las firmas de 13 organizaciones, algunas integrantes del Concejo Asesor de la Comisión de Ecología: Animal libre, Asociación Amigos del Parque Urquiza, Cáritas, Club Huella Ecológica Fisherton, El Paraná No Se Toca, Equística, Greenpeace Argentina, Grupo Ecologista Génesis, Los Verdes, Puname: Por un ambiente mejor, Taller de Comunicación Ambiental, Taller Ecologista y STS Rosario.