Lula saluda antes de entregarse a la policía

“Está bien, aunque indignado por esta situación”. Las palabras son de Cristiano Zanin, abogado del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que está preso desde el sábado a la noche en Curitiba, para cumplir una pena de 12 años de cárcel por casos de corrupción.

En un video difundido por el Partido de los Trabajadores (PT), y que grabó poco después de reunirse con Lula en su celda, Zanin contó cómo vio al ex mandatario y qué estado lo encontró. Hasta ahora, fue la única persona que pudo visitarlo.

Sucede que, pese a que muchos dirigentes políticos se reunieron en Curitiba para presionar por su liberación, por ahora solo podrá recibir la visita de sus abogados.

Según Zanin, la indignación del antiguo dirigente obedece a que considera totalmente injusto tanto el juicio en que fue condenado como la orden de prisión dictada el jueves para que comience a cumplir la pena.

Leer más:

La detención de Lula da Silva: se entregó tras 26 horas y viaja a la cárcel de Curitiba

“Evidentemente la prisión fue ordenada sin fundamentos jurídicos, bien sea porque fue condenado sin base legal o porque la Constitución no admite la anticipación del cumplimiento de la pena”, dijo el abogado, que se negó a hablar con la prensa al salir del edificio de la policía, pero grabó el video a los pocos minutos desde el taxi.

El abogado agregó que la defensa seguirá con las “medidas jurídicas posibles para intentar revertir la prisión”, que incluyen recursos ante el Tribunal Superior de Justicia y ante la propia Corte Suprema, que el próximo miércoles puede analizar un recurso que puede favorecer al ex presidente.

“Tenemos la expectativa de que en un futuro próximo podremos revertir la prisión”, agregó el letrado y se mostró optimista sobre la posibilidad de que la Justicia ordene la liberación de Lula.

Mientras tanto, la presidenta del Partido de los Trabajadores, senadora Gleisi Hoffmann, igualmente dijo que, pese a que no fue autorizada a visitarlo, supo por su abogado que Lula está bien.

“Conversé con el doctor Zanin y me dijo que todo salió muy bien el sábado (tras la entrega de Lula a la Policía) y que el presidente llegó bien aquí; que fue bien tratado, fue respetado. Llegó cansado, obviamente, porque llevaba dos días casi sin dormir. Me dijo que Lula fue recluido en unas instalaciones dignas y que está bien. Tranquilo pero cansado”, aseguró.

Además, agregó que el PT está negociando con la Justicia la posibilidad de que el ex presidente pueda recibir visitas de políticos.