Alemania está bajo alerta. La policía de Berlín frustró un posible ataque terrorista durante la media maratón que se corrió el domingo en la ciudad. En el operativo, arrestaron a seis sospechosos que planeaban una matanza. Según indicaron las fuentes policiales, uno de ellos tenía dos cuchillos.

El diario local Die Welt adelantó que los oficiales habían detenido a cuatro hombres, después de llegar a la conclusión de que representaban un peligro para los asistentes. A través de un comunicado, las autoridades confirmaron que finalmente los arrestados eran seis jóvenes, de entre 18 y 21 años.

La policía destacó que el grupo de hombres podría estar relacionado con Anis Amri, el terrorista tunecino que atacó el mercado navideño de Berlín en diciembre de 2016. En el atentado, murieron 12 personas.

“Todavía estamos analizando lo que ocurrió, pero creemos que el peligro estaba cerca”, resaltó Thomas Neuendorf, vocero de la fuerza en diálogo con Die Welt. Una de las versiones de los investigadores, que todavía no se confirmó, es que querían vengar la muerte de Amri, que fue abatido por la policía italiana cuando huyó a ese país.

Los organizadores del evento deportivo registraron que este año participaron 32 mil personas, el mayor número de la historia de esta competencia en la capital alemana. Para garantizar la seguridad de los deportistas y los espectadores, habían desplegado 600 oficiales en diferentes puntos estratégicos de la ciudad.