Antonella Olmedo era empleada de la panadería Colella e Hijos ubicada en J. J. Paso y 4 de Enero y el 13 de septiembre de 2015 mientras trabajaba sufrió graves lesiones al ocurrir una explosión en el loca.

La joven sufrió quemaduras en el 66 % del cuerpo y murió el 15 de octubre tras un mes de agonía en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital José María Cullen.

El próximo jueves 12 de abril a las 8:30 horas, se llevará a cabo la audiencia preliminar en el juicio por su muerte, y uno de los acusados presentará, a través de su abogado, una ‘probation’. El juez de la causa deberá decidir el curso de la “probation” que están solicitando.

En este marco, la familia de Antonella invita a la ciudadanía a acompañarlos en la concentración que realizarán ese día en Tribunales.

Recordemos que los imputados en la causa son el propietario del lugar, Martín Wexler, el propietario de la firma, Nicolás Francisco Colella y la encargada, Nadia Sanchez.