En La Plata, parecía que Gimnasia lo estiraba a un tercer partido cuando se adelantó 2-0, pero San Lorenzo lo dio vuelta y festejó el pasaje a semi como visitante.

Boca venía de una resonante victoria como local frente a las santafesinas en sets corridos pero esta vez viajó a Santa Fe donde Villa Dora estaba invicto. En gran nivel, el Xeneize ganó 3-1, con parciales de 25-18, 25-18, 18-25 y 25-20, para resolver así la serie por 2-0 y llegar a la final 2018.

En la otra llave, San Lorenzo había ganado como local por 3-0 en el comienzo de las semifinales pero en La Plata se dio un partido muy diferente. Gimnasia se adelantó 2-0 pero San Lorenzo reaccionó de gran manera, ganó los siguientes 25-20, 25-21 y 15-10 para ser finalista.