Macri se reunirá con la mesa chica de Cambiemos

Mientras el gobierno de Mauricio Macri no se pronunció oficialmente sobre la proscripción del principal candidato en las elecciones presidenciales de Brasil y apenas dos funcionarios manifestaron “preocupación” por las derivaciones de la detención de Luiz Inácio Lula da Silva, dirigentes políticos y diversas personalidades expresaron ayer su solidaridad con el ex mandatario. “No proscriben a un hombre, proscriben la democracia. Lo único que van a lograr es hacerlo más grande”, destacó desde el Sindicato de Metalúrgicos de San Bernardo do Campo la diputada nacional Cristina Britez, del Frente para la Victoria, horas antes de que Lula se entregara a la policía.

Ni el presidente Macri ni el canciller Jorge Faurie emitieron una sola palabra sobre el arresto del candidato a quien las encuestas auguran el triunfo en las elecciones presidenciales de octubre en el principal socio de la Argentina en el Cono Sur. La embajada argentina en Brasil, a cargo de Carlos Magariños, tampoco dio señales de vida, al tiempo que ofrecía desde su cuenta de Facebook la oportunidad de opinar “sobre qué asuntos te gustaría recibir más información por parte de la Embajada en sus Redes sociales”, con dos alternativas: “Turismo y cultura” o “Datos relación bilateral”.

El principal funcionario de Cambiemos que se pronunció tibiamente fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio (n). “Vemos con preocupación la situación en Brasil y esperemos que pueda rápidamente resolver este tema institucional que lleva mucho tiempo”, dijo. “Es muy importante que Brasil esté bien, que crezca”, agregó, porque su situación “tiene un impacto muy favorable en la economía de la región y de nuestro país”. Sin mencionar a Lula, expresó que “confiamos en la fortaleza institucional de nuestro principal socio comercial y que haya tranquilidad institucional para poder sostener este proceso de recuperación de la economía y de la situación social que se viene viendo en los últimos meses”.

Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, aseguró que “nos preocupa la situación”. “El Gobierno está mirando lo que acontece en Brasil porque tiene repercusiones para la Argentina, pero siempre nos van a encontrar del lado del derecho y la paz social”, declaró. “Es una situación delicada, no me corresponde a mi opinar, sólo desear que las cosas se vayan desarrollando en el marco de la justicia, en el marco del resguardo del estado de derecho y que lo institucional quede fortalecido y luego no se vivan situaciones que tengamos que lamentar”, añadió. “Creemos que hay que tener moderación y cuidado con lo que se dice por las responsabilidades que tenemos pero no quiero ahondar sobre lo que sucede en Brasil. Hay un proceso judicial con una enorme investigación sobre una causa de megacorrupción y quiero ser respetuoso”, agregó.

“Estar hoy con Lula es luchar por la democracia, la justicia y la libertad en Brasil y América latina”, explicó la diputada Britez desde el sindicato de metalúrgicos de San Pablo. Después del mediodía, tras el discurso de Lula, destacó que “la imagen lo dice todo: Lula se entrega con una multitud llevándolo en andas. No proscriben a un hombre, proscriben la democracia”, resaltó. Luego difundió una foto junto a Lurian, hija de Lula, “dándole mucha fuerza y el saludo de todo el pueblo argentino”.

“La arbitrariedad que condujo a la condena de Lula debe advertirnos del riesgo que supone que la Justicia actúe según los requerimientos políticos y mediáticos”, afirmó el dirigente peronista Alberto Fernández. “La democracia en Brasil cruje. No pongamos en riesgo nuestra democracia. Justicia para Lula y justicia en Argentina”, reclamó el ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner.

El Centro de Estudios Legales y Sociales que preside el periodista Horacio Verbitsky afirmó que “el resultado de la decisión de negarle al ex presidente Lula da Silva un hábeas corpus contra su encarcelamiento” por parte del Supremo Tribunal de Justicia de Brasil “abre cuestionamientos sobre el futuro de las democracias y el Estado de derecho en la región, con consecuencias graves para los derechos humanos”.

“Condenado sin pruebas, primero en las encuestas, rodeado por su pueblo. Así llega a prisión Lula da Silva”, resumió anoche la diputada kirchnerista Gabriela Estévez. “Una detención que avergüenza a la democracia latinoamericana y agiganta la figura política de quien rescató de la pobreza a millones de brasileños”, agregó la legisladora por Córdoba. Su par Guillermo Carmona escribió en Twitter que “la historia de vida de Lula es espejo de la historia del pueblo brasileño” y “jamás van a encarcelar nuestros sueños”. El diputado mendocino del Frente para la Victoria remarcó que “el silencio del gobierno de Macri y en especial de la Cancillería Argentina es confirmación de la complicidad con el golpismo en Brasil”. “Ante la amenaza de las fuerzas armadas condicionante de las decisiones judiciales sobre Lula debería activar el llamado en consulta al embajador argentino”, planteó Carmona.

Agustín Rossi alertó que “la derecha va a hacer todo lo posible para que no vuelvan los proyectos nacionales y populares a gobernar América latina”. “La derecha no quiere que Lula sea candidato porque sabe que va a ganar las elecciones en Brasil”, afirmó el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria desde la Facultad de la Militancia de Rosario. “La derecha neoliberal busca proscribir a los líderes populares. Estamos ante un escenario peligroso para las democracias latinoamericanas que hoy están restringidas producto de las corporaciones mediáticas, judiciales, empresariales y también partidos políticos”, explicó. En este marco, la oposición en Argentina tiene “una responsabilidad histórica de construir un gobierno de unidad nacional, popular y democrático que trate de ofrecerle una nueva utopía a los argentinos y le ponga un freno al neoliberalismo en nuestro país”, propuso.

“Lo que generó Lula en estas primeras horas de resistencia tiene que ver con una decisión de poner al poder popular por encima de todos esos poderes nefastos que van en contra del pueblo”, reflexionó por la mañana Andrés Larroque, secretario general de La Cámpora, en la AM740. El radical Leopoldo Moreau, que el viernes marchó a la embajada de Brasil para repudiar la persecución contra el ex presidente, expresó en twitter su deseo de ver a “#LulaLivre. “Mirando a Brasil, cuánto valoro la tarea que llevamos adelante con Alfonsín de memoria, verdad y justicia y cuanto más resalta la demostración de Néstor y Cristina de que es posible gobernar sin las recetas del neoliberalismo. Fortalecieron la conciencia popular”, reflexionó. El ex canciller Jorge Taiana, por su parte, definió a Lula como un “guerrero del pueblo brasileño” mientras todavía estaba en el sindicato con el puño en alto y rodeado de compañeros.

La Tupac Amaru, que el jueves repudió “el golpe judicial contra Lula”, destacó ayer vía Twitter que “nuestro abrazo se suma al de tu pueblo, que es también el nuestro”. La agrupación que encabeza Milagro Sala, presa tras la asunción de Macri a fines de 2015, se dirigió al líder brasileño para afirmar que “estás en cada uno de nosotros y seguiremos firmes, luchando por tu libertad, por la democracia y por la Patria Grande”.

Christian Castillo, dirigente del PTS, destacó que “el golpe judicial que completa el golpe parlamentario bajo el auspicio de las fuerzas armadas, la oligarquía y de la embajada norteamericana, tiene el fin de evitar que el pueblo brasileño elija a quien quiere como presidente”. “El partido judicial en Brasil, con el apoyo del alto mando brasilero, toma la decisión de proscribir políticamente a quien tenía la mayor intención de votos”, recordó Castillo durante una entrevista.

Enrique Martínez, ex presidente del INTI, apuntó que Lula es apresado a los 72 años “por ser el líder de un movimiento por una mínima dignidad popular en un país inmenso”. “Todos los corazones de personas de bien deberían estar lagrimeando. Fuerza Lula, ejemplo de vida”, lo elogió. La abogada Graciana Peñafort le dedicó emotivas palabras de admiración. “Lula nos enseña a desconfiar para siempre del Poder judicial. Y también a confiar en los hombres y mujeres que viven según las normas que predican. Sin excusas. Hay hombres insignificantes, pequeñitos, atado de fracasos apenas maquillados. Hombres absurdos incluso en la gloria. Y hay otros hombres que son inmensos, dignos de amor, de admiración, de respeto. Lula es uno de esos hombres grandes. Coherentes, humanos, apasionados. Hombre”, escribió.