El cronómetro indicaba casi 22 minutos de la etapa inicial cuando la tercera bomba de estruendo explotó dentro del campo de juego. Después de que la segunda estallara, Andrés Merlos ya había soltado la advertencia. Y ante la desobediencia del sector en donde se ubica la barra del Sabalero, no dudó y le bajó el telón a Colón – Vélez.

Mirá también: Bombazos y suspensión en Santa Fe

“Partido suspendido por falta de garantías. Ya está todo hablado”, expresó el árbitro, en diálogo con TNT Sports, como explicación de la determinación que tomó.

“No puedo poner en riesgo a ningún jugador, a mis compañeros. A nadie. Agotamos todas las instancias. El jefe del operativo no me dio las garantías. No se pudo seguir. Y ya elevé al Tribunal de Disciplina el informe”, agregó el pito.

“En lo personal, me da bronca, lástima. Uno hace un sacrificio, como lo hacen todos. Como lo hace Vélez para venir o Colón para organizar el partido. Queremos que sea un espectáculo y, por estas cosas, no se pudo dar”, completó Merlos.