La Región Núcleo tiene la cosecha más adelantada de los últimos cinco años, con la soja de primera recolectada en un 75% mientras en maíz ya se avanzó sobre el 88% de las siembras tempranas y los rindes mejoraron, según la Bolsa de Comercio de Rosario. “A todo vapor, la cosecha de soja avanza con mejores resultados. Es la más adelantada de los últimos 5 años, con la soja de primera recolectada en un 75%. En maíz ya se avanzó sobre el 88% de las siembras tempranas”, indicó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa.
Los rindes mejoraron, indicaron los especialistas: en soja de primera el promedio sube 2 quintales y pasa a 3.200 kilos por hectárea; lo mismo para el maíz que se posiciona en un nivel de 9000 kilos por hectárea. “Hay excelentes pronósticos de lluvia para la región en los próximos días. Pueden ser determinantes para la campaña de trigo 2018/2019. Las decisiones de siembra dependen de que se recarguen los perfiles de los suelos”, manifestaron los autores del informe.
Mientras tanto, las lluvias volvieron al centro del país y paró el ruido de las cosechadoras y entre el domingo y el martes las tormentas se generalizarán en toda la región núcleo, advirtieron los pronósticos. “Se producirá una interesante oferta de agua en la zona núcleo. Puede ser determinante para las recargas de humedad edáfica (suelos) de cara a la próxima campaña de trigo”, reveló José Luis Aiello, especialista en ciencias atmosféricas.
Las cosechadoras avanzaron con firmeza durante estos últimos 15 días, la campaña pasó a ser la más adelantada de los últimos 5 años. Hace un año atrás todo era muy distinto cuando se avanzaba trabajosamente en el 30% del área bajo grandes amenazas de lluvias con montos que hoy resultan inimaginables.
El noroeste de Buenos Aires es la zona más atrasada con un 30% levantado de soja y el sur de Santa Fe y el este de Córdoba hacen punta, superando el 80%: Los rindes fluctúan entre 1000 y 6500 kilos por hectárea. “A pesar de las grandes diferencias, los mejores rindes estabilizan el promedio en 3200 kilos por hectárea, dos quintales por encima de la última estimación”, estimaron los especialistas de la GEA.
En tanto, la presencia de granos verdes ha ido disminuyendo con el correr de la cosecha; en general, se encuentra un 10 a 15 por ciento en lo recolectado. Los técnicos también destacan, que habrá grandes inconvenientes para obtener semillas de calidad para la próxima siembra, informó GEA.

120 MILLONES DE TONELADAS
La cosecha agrícola total de la actual campaña 2017-2018 totalizaría 120 millones de toneladas, una caída del 12% con respecto al ciclo previo que fue récord, según IES Consultores.
Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores “las perspectivas para el ciclo agrícola 2017-2018 plantean un escenario más ajustado, dado el menor volumen físico recolectado, con menores rendimientos por hectárea, y menores márgenes brutos, lo que moderará la inversión en equipos y en tecnología”.
El reporte señaló que las menores producciones de Brasil (por inundaciones) y de la Argentina (por sequía) generaron un despegue de los precios en el inicio de 2018, “aunque no prevemos un rally alcista”.