Foto de archivo Brenda Vimo. Destacó el aumento de las consultas en el área social por la suba de las tarifas eléctricas.

Con el fuerte salto que dieron las tarifas de la energía eléctrica en la provincia de Santa Fe y la recepción de boletas casi impagables para muchos usuarios residenciales, comerciales o industriales, se multiplican las quejas, los reclamos y las gestiones hacia todas direcciones en busca de medidas que amortigüen los elevados montos por el consumo.
Una caja de resonancia es la Municipalidad de Rafaela, que a través de la Secretaría de Desarrollo Social, recepciona los pedidos de familias que buscan asesoramiento sobre los requisitos a cumplir para tramitar la tarifa social, que implica un descuento sustancial en el valor del kilowatt.
“Durante esta semana hemos realizado 42 trámites de solicitud de tarifa social y hemos brindado 68 asesoramientos”, sostuvo a este Diario Brenda Vimo, secretaria de Desarrollo Social. “Lo que hacemos es cargar los datos del usuario en la página de la ANSES y darle el comprobante. Esa es nuestra tarea, además de informar sobre los requisitos. Y después la ANSES hace el trámite ante la EPE”, explicó la funcionaria.
A medida que las facturas con aumento fueron llegando y el malestar de los rafaelinos se hizo evidente, el Municipio recordó a través de sus redes sociales que se encuentra abierta la posibilidad de gestionar la tarifa social y que para ello aporta asesoramiento o realiza el trámite en la Secretaría de Desarrollo Social -1º piso de la Municipalidad- y en las vecinales de los barrios 2 de Abril, Barranquitas, Fátima, Güemes, Jardín e Italia.
Asimismo, indicó que pueden pedir el trámite jubilados, pensionados, trabajadores en relación de dependencia, trabajadores monotributistas, beneficiarios de pensiones no contributivas, titulares de programas sociales, usuarios inscriptos en el monotributo social, empleadas domésticas, usuarios con seguro de desempleo, veteranos de guerra o usuarios con certificado de discapacidad entre otros.
“Creemos que la semana que viene continuarán llegando familias preguntando por el beneficio y si cumplen el requisito pedirán acceder a la tarifa social”, resaltó Vimo.
El intendente, Luis Castellano, había manifestado el martes, tras reunirse con todos los concejales en su despacho, que la problemática derivada por los aumentos de la tarifa eléctrica llevó al Municipio a “difundir en todos lados la tarifa social, una alternativa posible y viable para muchas familias que no van a poder pagar la luz”. En ese marco, admitió que “es la primera vez que veo que se le va a cortar el servicio a familias trabajadoras, no solo a familias indigentes. Muchas familias no van a poder pagar la luz y es tremendo. He estado en negocios en donde les llegó la factura de 15 mil pesos. Es gente que trabaja y el único sustento que tiene”.