El concejal Martín Giménez presentó esta semana un proyecto que propone crear un sistema integral para informatizar el pedido de turnos para realizar trámites municipales.

Originan esta iniciativa, “la necesidad de poder contar con un programa único, confiable y eficaz de gestión de turnos web de atención al contribuyente, tanto en las distintas oficinas municipales como así también a los pacientes del Hospital Samco Dr. Ricardo Nanzer de nuestra ciudad”, según explicó.

“El crecimiento poblacional de nuestra ciudad, la gran demanda en el uso de los servicios públicos y las nuevas tecnologías existentes tornan ineludible una modernización en el mecanismo de solicitud de atención en las distintas oficinas y dependencias públicas”, fundamentó Giménez en los considerandos que acompañan la iniciativa.

“Resulta imprescindible implementar un sistema de gestión de turnos mediante el cual no se requiera como ineludible la concurrencia personal del solicitante a la dependencia u oficina municipal”, completó.

Por otra parte, el edil radical presentó una segunda iniciativa en la que propone implementar un régimen de sanciones para aquellas personas que, accidentalmente o intencionalmente, dañen el patrimonio público de la ciudad.

El proyecto, establece que el Ejecutivo realice tareas de refacción del patrimonio dañado, pero con cargo hacia quien sea responsable de dichos daños. También que se instrumente la manera de aplicar la sanción que emana de dicha Ordenanza.

Con ese fin, el gobierno municipal podrá valerse de las imágenes de las cámaras de seguridad pública u otro medio de prueba que así lo considere a la hora de aplicar la normativa en caso de ser aprobada. Asimismo, prevé habilitarlo a iniciar acciones legales contra quienes dañen el patrimonio público.

“Se entiende por Patrimonio de la ciudad de Santo Tomé a edificios, plazas, columnas de alumbrado, semáforos, carteles indicadores de calles, juegos de plazas, monumentos, cestos de basura, garitas de colectivos que pertenezcan al Municipio”, detalló Giménez.

“Muchas veces ese patrimonio es dañado, ya sea en forma accidental u intencional, de diferentes formas, como pueden ser grafittis, pintadas, pegatinas, o cualquier otro tipo de daño que se produzcan sobre el patrimonio público”, agregó.