Más de 100 mil turistas al año recorren el Canal Beagle

Los catamaranes salen del puerto de Ushuaia, Tierra del Fuego.

El viento del este, que golpea con fuerza en esa herida en la tierra que representa el Canal Beagle, no es impedimento para que más de 100 mil turistas -de cada cuatro uno es extranjero- se aventuren durante todo el año a recorrer sus revueltas aguas en un recorrido en catamarán, que parte del puerto de Ushuaia, Tierra del Fuego, para llegar casi al extremo, donde se encuentra el Cabo de Hornos.

Con el imponente paisaje del fin del mundo y la presencia de pingüinos de Magallanes, ballenas jorobadas y cormoranes imperiales, que se aprecian con sorpresa al paso del catamarán, con los turistas.

Los petreles de varios tipos, los albatros y las scubas, acompañan la navegación hacia las Islas de los Pájaros, la de los Lobos y al Faro Les Eclaireurs, un paisaje que se muestra sereno en el puerto de Ushuaia pero que en minutos, frente al faro, puede convertir al viento en un violento aerosol que arroja agua salada a la cara de los visitantes.

En este recorrido que cuesta 1.200 pesos por persona, está claro que la naturaleza impone sus reglas y sus sorpresas.

Fuente: Télam