El colectivero de la línea 168 que se negó a llevar a un joven por ser “gay y discapacitado”, fue suspendido durante 30 días por decisión de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Así lo informó el organismo a través de un comunicado, en el que explica que la sanción contra Leonado Benítez, de la línea 168, se tomó “por desconsideración a los pasajeros. Asimismo, se abre investigación sobre el caso de discriminación”.

“Ante los hechos ocurridos el sábado pasado en el interno 3004 de la línea 168 y que son de público conocimiento, la CNRT suspendió de oficio la licencia profesional al conductor involucrado en los hechos. En este sentido, la normativa aplicada es la Resolución CNRT 28 de 2016 – Inciso I, considerando la conducta del conductor un acto de ofensa al pasajero”, afirma el comunicado, y amplía: “A partir de este momento, comienza una investigación que comprende evaluación psicofísica para determinar si el conductor se encuentra en condiciones de realizar su oficio de manera responsable. De acuerdo a los resultados que arroje dicha investigación, la sanción puede extenderse y agravarse, en caso de comprobarse los hechos citados.

El episodio denunciado por Emanuel Moyano ocurrió en la madrugada del sábado pasado, cuando salía del boliche gay conocido como la Plop (Federico Lacroze y Alvarez Thomas, Colegiales) junto con un amigo.

Según lo que publicó en su cuenta de Facebook, Moyano no tenía su carnet de discapacidad ni tampoco contaba con la tarjeta SUBE, por lo que su amigo se ofreció a pagarle. Sin embargo, el conductor se negó rotundamente.

“Cuando subimos al colectivo, antes que nosotros subió una pareja de heterosexuales, el caballero paga el pasaje de él y también paga el de su acompañante (…) con toda normalidad y tranquilidad”, escribió el joven.

“Cuando subimos con mi amigo, anunciamos nuestro destino y pido por favor que nos cobre dos boletos, a lo que el chofer responde con mala cara y malos gestos que no nos iba a cobrar el pasaje, porque cada uno tiene que tener su sube. Eran como las tres y pico de la madrugada”, agregó.

Desde entonces comenzó una fuerte discusión que se extendió por casi 40 minutos, según el relato de Moyano. El chofer cerró las puertas y apagó el motor. No quería avanzar hasta tanto se bajaran.

“Yo me iba bajar, e incluso le dije mi amigo: la gente tiene que ir a su trabajo, bajémonos. Pero allí empezaron los gritos de los pasajeros que no… no bajemos porque es discriminación!”, escribió el joven.

Las denuncias subieron de tono. Según lo que publicó en la red social, el colectivero le dijo: “Yo a vos no te llevo a ningún lado, en mi colectivo no vas. Anda a buscar otra Sube o tu carnet de mentira, si no tenés, ni debes tener nada mentiroso de mierda. Encima acá!!! jaja Tomatela boludo, bajate ya del colectivo. Encima de gay discapacitado, ¿podes creer?”.

“Hasta cuando se involucró la policía se negaba a llevar a los pasajeros, a todos los que pagaron el pasaje”, concluyó Emanuel, quien tiene la enfermedad mixta del tejido conectivo, un trastorno autoinmune que se manifiesta como tres enfermedades distintas: lupus, esclerodermia y polimiositis.