Para Leonardo Sbaraglia la efervescencia que están viviendo las series es un reflejo de un cambio en la forma de consumir audiovisual, pero el actor está convencido de que los relatos por entregas no podrán sustituir a las producciones para la gran pantalla.

“No creo que las series reemplacen al cine”, aseguró hoy en Madrid el protagonista de “Félix”, la serie de Movistar+ que compite el domingo en Canneseries, el primer festival internacional de series que se celebra en Cannes, la ciudad francesa con más eco cinematográfico (con permiso de París).

La serie, que se estrena en la pequeña pantalla en España el 6 de abril, cuenta en la dirección con el catalán Cesc Gay, aplaudido por la película “Truman” y con quien Sbaraglia ya había trabajado en “Una pistola en cada mano”.

“Esta serie la trabajamos con un ritmo de trabajo cinematográfico”, dijo el actor en entrevista con DPA. “Para mí esto fue como tres películas con Cesc”, agregó el actor, que da vida a un tipo corriente, un profesor de literatura, un argentino que se marcha a Andorra tras conocer que la mujer con la que había tenido hace varios años una relación fugaz tuvo un hijo suyo.

Allí comienza a salir con una joven china que desaparece repentinamente. Su búsqueda le llevará por una una maraña de corrupción, mafias chinas y redes de blanqueo de dinero, que empañan el idílico destino de los amantes del esquí en los Pirineos.

“En series se están haciendo cosas espectaculares”, insiste Sbaraglia al que le acompañan Ginés García Millán, Pere Arquillé y la debutante Mi Hoa Lee en el reparto.

Recién aterrizado de Argentina, el actor asegura que se embarcó en esta historia por contar en la dirección con uno de sus directores favoritos, Gay, quien se inspira en hechos reales para construir un guión de unas cinco horas con tensión capítulo a capítulo. “Ha sido todo un reto”.

“La serie se parece más a lo que es un juego. La televisión es distracción, el cine te permite un poco más de intensidad, solmenidad, reflexión”, dijo a dpa el realizador, que recibió esta propuesta del canal Movistar+ sin tener nada preparado y comenzó de cero a idear la serie.

“Me gustó la experiencia. En el fondo es siempre el mismo reto, hagas una película, una serie de televisión o una obra de teatro”, señaló el realizador, que cambia los ambientes urbanos de sus anteriores trabajos por las montañas nevadas de Andorra.

Y en cuanto al Festival Internacional de Series de Cannes, que hoy levanta oficialmente el telón aunque la competición no arranca hasta el sábado, no cuestiona que todo el trabajo se juzgue solo viendo el piloto de la serie. “La televisión funciona así. Cuando ves un nuevo programa, si te gusta, lo vuelves a ver. Hay que aceptar eso“, comenta Gay, quien todavía no tiene definido si dará una nueva vida a “Félix”, con una segunda temporada.