Verónica Ojeda reveló detalles de la tensa relación que mantiene con Diego Maradona, quien hace un año y medio no ve a Dieguito Fernando, de cinco años, el hijo que ambos tuvieron en común.

“Cuando Dieguito tenga 18 años yo me voy a correr y va a ser bravo, tiene carácter fuerte. El año pasado lo enfrentó”, confesó Ojeda y detalló que Maradona la llamó por FaceTime y su hijo respondió ‘Papá, no, basta, no quiero, papá’: “Diego se enojó, gritó y Dieguito revoleó el teléfono”.

“Esa fue la última vez que lo vio, hace un año y medio. Se va, se borra de la vida de Dieguito y eso duele. El día de mañana Dieguito va a preguntarle por qué lo hizo”, remarcó en Intrusos.

Según informó Rial, Maradona indicó que dentro de tres semanas, cuando finalice el campeonato en Dubai, tiene pensado viajar a Argentina. Al respecto, la mamá de Dieguito reveló los problemas de salud que tiene el niño.

“No sé si hoy le va a hacer bien verlo”, opinó Ojeda al respecto y argumentó que “cuando lo vio, lo revolucionó de tal manera que lo dejó muy excitado y nervioso, y eso no le hace bien” a su hijo.

“A Dieguito le cuesta hablar”

Ojeda indicó que hace un mes a Dieguito le realizaron un estudio del sueño para descartar problemas neurológicos por el problema que tiene con el habla: “A Dieguito le cuesta hablar, está con fonoaudiólogas, psicólogos, psicomotricistas. Neurológicamente está bien al cine por cien”, detalló y asumió que “es un problema emocional, no físico, porque los estudios le dieron bien”.

“El psicólogo me dijo que me fije cómo manejar esa situación porque a Dieguito lo puede alterar demasiado y no le va a hacer bien. Hoy sería un retroceso”, dijo Ojeda y dio a entender que los médicos le recomendaron que su hijo no vea a Maradona.

Si bien Ojeda se mostró disponible a aclarar las cosas con Diego, hizo hincapié en que Maradona “nunca estuvo un día entero con Dieguito, nunca estuvieron solos, no compartieron un fin de semana. Diego no conoce a su hijo, no sabe cómo duerme, qué le gusta”.