Los vecinos exigieron más seguridad en el barrio (foto gentileza Uno Santa Fe)

Barrio Roma no volverá jamás a ser el que era antes del crimen de Ariel Castelló, que caló hondo entre sus habitantes y en la comunidad santafesina toda. El presunto asesino fue detenido y encarcelado a la espera de juicio, pero la certeza de la inseguridad sigue presente.

Por eso, buscan organizarse. En la tarde de este jueves se reunieron en la sede de la vecinal, donde recibieron al jefe de la comisaría 4ta, subcomisario Miguel Ángel Silva; al titular de la 3era, comisario Alfonso Díaz, y al subdirector de la Policía Comunitaria, Néstor Tomasi.

Quieren, entre otras cosas, “un mejor trabajo policial”. Poder salir a la calle sin el temor a ser asaltados, arrebatados e incluso asesinados, como Ariel.

Y no son los únicos: en la noche de este jueves estaba convocada también una reunión extraordinaria de la Asamblea de Vecinos de Barrio Barranquitas por Más Seguridad. Los objetivos, una vez más: coordinar la continuidad de la Policía Comunitaria y demandar soluciones concretas a las autoridades.