Michael Rosbash fue víctima de la inseguridad en nuestro país

Rosbash fue sorprendido cuando ingresaba al predio en auto, junto al profesor de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA Omar Coso. Una vez que estacionaron, los investigadores fueron abordados por tres delincuentes que iban en dos motos.

Los motochorros amenazaron a los investigadores con un arma. Al no poder abrir el vehículo, rompieron la luneta trasera del auto y robaron objetos personales -incluido el pasaporte de Rosbash-, elementos de trabajo y otros documentos. Luego se dieron a la fuga.

“Todo parece indicar que los delincuentes venían siendo al vehículo desde el centro porteño y aprovecharon la oportunidad”, dijo la policía en un comunicado.

El hecho ocurrió a las 13.30. Rosbash se dirigía al Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias, donde iba a ser reconocido por sus aportes en el campo de la medicina.

“Si bien este hecho puede cobrar dimensión destacada debido a que uno de los afectados es una figura científica de la máxima jerarquía internacional, la comunidad que desarrolla sus actividades habituales en Ciudad Universitaria convive diariamente con robos, hurtos y otras situaciones de violencia”, se quejaron desde la UBA en un comunicado.

“Desde hace varios años, la Facultad, a través de sus autoridades, viene denunciando frente al Rectorado y el Gobierno de la Ciudad la situación de desidia y abandono que sufre el predio, sin obtener hasta el momento una respuesta que permita dar una solución satisfactoria a la misma”, agregaron.

Los investigadores se encuentran bien y la UBA confirmó que se realizará el evento homenaje a Rosbash, a las 18. El profesor llegó ayer al país y se quedaría hasta mañana.

Voceros de la policía indicaron que ya se hizo la denuncia. Y que se comenzó el trámite en la embajada de Estados Unidos para que le den los papeles necesarios a Rosbash para que pueda volver a Estados Unidos como tenía previsto.

Rosbash fue uno de los tres ganadores del Nobel de Medicina o Fisiología 2017, por “descubrir los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano”. Compartió el galardón con los investigadores Jeffrey Hall y Michael Young.