Se trata de unidades que nunca fueron reclamadas.

Se trata de unidades que fueron secuestradas hace tiempo en operativos de control vehicular, y que nunca fueron reclamadas por sus dueños tras las distintas citaciones para que se acerquen a regularizar su situación.

El secretario de Gobierno, Norberto Lavatiatta, explicó que “este proceso se suma a la compactación de 44 automóviles que realizamos el año pasado y, al igual que en aquella oportunidad, comprendió a los vehículos que llevaban más tiempo guardados, algunos hasta 6 años”.

“No hay que olvidar que la custodia de estos bienes tiene un costo para el Municipio y que, además, el espacio disponible en los corralones es limitado”, añadió el funcionario.

Por otra parte, Lavatiatta destacó que “previo a la compactación y a solicitud del Municipio, personal del Departamento de Inteligencia Criminal Estratégica de la Policía de Investigaciones (PDI) efectuó un relevamiento de todos los vehículos retenidos en los dos depósitos municipales”.

“Como resultado del análisis, se identificaron 27 motos que contaban con pedido de captura por haber sido objeto de robo. De ese total, 17 ya fueron devueltas a sus legítimos propietarios”, informó el secretario de Gobierno.

Cabe señalar que la compactación es el último paso de un proceso que incluye la emisión de citaciones por parte de la Municipalidad a los propietarios de los vehículos que no fueron reclamados luego de ser enviados al corralón.

En cuanto a las motos compactadas, la mayoría se encontraba retenida por la comisión de infracciones graves estipuladas en el Código Municipal de Faltas.