La actriz, Verónica Llinás, se refirió a la carta abierta que firmaron más de 100 actrices para solicitar y pronunciarse a favor de la ley de aborto legal, seguro y gratuito. Ante las repercusiones de la opinión pública, sobre todo en redes sociales, respondió que “no todas las que estamos a favor del aborto somos kirchneristas”.

En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad confesó que le molesta que se tilde de “kirchneristas” a todas las actrices que se pronunciaron a favor del aborto legal, seguro y gratuito: “No creo que eso sea un insulto, pero me enoja básicamente porque es algo que le quita entidad a lo que estamos haciendo, a los argumentos que presentamos”.

“Los desinformados hablan de la campaña y anteponen lo de ‘kirchneristas’, de manera que terminan haciendo que eso quede relegado por detrás de los argumentos que las actrices y feminismo en general proponen para pedir el aborto”, explicó en entrevista con el ciclo radial Por Si Las Moscas. Al tiempo que admitió que “ojo, hay cosas que yo cuestiono del feminismo, es algo del rol social de la mujer, pero es más grande que kirchnerismo o no”.

Sobre cómo empezó la idea de organizarse y unirse entre actrices para realizar este pedido, reveló que “surgió de Dolores Fonzi que ella es militante de la campaña aborto legal, seguro y gratuito hace rato y armaron un grupo de WhatsApp con actrices que se fueron sumando contactos a contactos”. “Se empezó a correr la bola y se dio así como una bola de nieve de que cada vez más nos organizamos y nos unimos para que pase esto”, precisó en nota con Moskita Muerta y Nilda Sarli.

En cuanto a su postura a favor del aborto, manifestó que “el punto es que los abortos existen, y las mujeres se mueren, no es que nadie está a favor del aborto, es una situación muy compleja por la que pasa una mujer, a nivel físico y psicológico”. “No pasa por la opinión de nadie, no puede ser que se criminalice la decisión de una mujer sobre su cuerpo, una ley de aborto garantizaría que una mujer pueda decidir sobre traer o no una vida, sobre todo si después no puede mantenerla”, expuso.

Por último, consideró que “es importante da un buen debate dando argumentos, sin descalificar ni estigmatizar a las personas, si no estuviera esperanzada con que salga la ley del aborto no le dedicaría tiempo a esto”. “Se abrió un espacio que antes no estaba y eso hace que el debate sea interesante”, cerró.