En Rafaela no hubo clases. Las calles estuvieron desiertas luego de las 7 de la mañana, en donde habitualmente se ve el desplazamiento de padres con sus hijos en las cercanías de los colegios. Los docentes nucleados en Amsafe (Asociación del Magisterio de Santa Fe) y Sadop (Sindicato Argentino de Docentes Privados). En tanto, desde Amsafe entendieron que el paro docente de 48 horas “fue una medida realmente contundente para exigir paritarias libres y sin techo”. Así, mostraron un repudio público en contra de la decisión oficial de imponer por decreto, el aumento y descontar los días de huelga.

Griselda Marcos, titular de AMSAFE Castellanos, destacó que “en el departamento los docentes manifestaron su descontento con lo anunciado por el gobierno provincial. Fue alto el acatamiento”, explicó la docente.

En tanto, la salud también se vio afectada en Rafaela. Los médicos reunidos en Amra (Asociación de Médico de la República Argentina) y Siprus (Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad), más los trabajadores estatales, también se unieron y la atención se vio algo sentida. La licenciada y coordinadora de los Centros de Atención Primaria en nuestra ciudad, Luciana Galloni, explicó en Radio ADN ayer, que los Centros de Salud llevaron a cabo las atenciones necesarias, pese al paro que los médicos realizan hoy. En tanto, el Hospital Jaime Ferré tuvo atenciones mínimas, de primer grado prácticamente, en relación a los días comunes.

Ahora, y luego de esta multitudinaria convocatoria en la movilización de ayer, los trabajadores nucleados en ATE, SADOP y AMSAFE, realizarán una segunda jornada de protesta como rechazo a la propuesta salarial en el día de hoy.

Recordemos que ayer la marcha finalizó en la explanada del Ministerio de Educación donde dirigentes gremiales expusieron sus discursos. Cabe destacar que el pasado martes, el gobierno provincial aseguró que se descontará a los trabajadores los días de paro.