Atrás quedaron los tiempos en donde Samsung lanzaba su línea Galaxy S con una versión Mini, ya que fue en 2014 con el S5 Mini su ultima aparición.

Pero esto podría cambiar en breve, en base a la filtración del modelo SM-G8750, que podría tratarse del Galaxy S9 Mini.

Según estos datos, este teléfono tendría un procesador Snapdragon 660, 4GB de RAM, y una pantalla de 5 pulgadas, que hoy perfectamente podría considerarse un “mini”.

El modelo en cuestión podría tratarse de otro equipo, pero los que esperan un Mini pueden tener la esperanza que este regresará pronto. A esperar.