La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan a más de un tercio de las exportaciones argentinas, informaron que durante el último mes de marzo, las empresas que integran este sector liquidaron la suma 1.423.059.120 dólares.

Con ello, el total de aportes tributarios para el primer trimestre de 2018 se elevó a 4.680.761.951 dólares, una cifra bastante similar que la acumulada a esta altura del 2017, con 4.823.171.951 dólares, pero muy por debajo de 2016, cuando los industriales de este estratégico segmento económico del país, liquidaron 5.900.667.550 dólares, ergo, casi un 25 por ciento más.

Está bien que 2016 fue un año especial, ya que los agroexportadores se comprometieron con el entonces recién asumido presidente Mauricio Macri a inyectarle una caudal mayor de dólares a lo que esta industria venía realizando, en especial, respecto a 2015, un año muy malo en aportes tributarios.

Sin embargo, las expectativas que tenía para proyectar su futuro, eclipsado con las políticas económicas que impuso el kirchnerismo, aún no demostraron los resultados esperados.

Igual, las millonarias inversiones anunciadas oportunamente para ampliar y modernizar su capacidad y procesos de producción, siguen adelante en pos de un futuro más activo que ratifique a esta industria.

“Son situaciones coyunturales”, reconoció un optimista gerente de planta respecto al presente de esta industria.