Eso representa, para un usuario residencial, que abarcan aproximadamente al 70% de los consumidores, un incremento promedio de 240 pesos mensuales.

Este aumento es el tercer escalón del acuerdo firmado en la revisión tarifaria de 2016, considerando la “gradualidad” que había exigido la Suprema Corte de Justicia para avalar el incremento.

En diálogo con LT10, José María González, representante de Litoral Gas, explicó además que a partir de ahora, los incrementos previstos son inferiores a los que se realizaron hasta ahora.

“Una persona que pagaba 720 pesos mensuales va a pagar 960, es decir que el aumento es de 240 pesos aproximadamente”, aclaró.

Por último, González indicó que no habrá modificaciones en la tarifa social: “se sigue manteniendo, para los 150.000 clientes que tienen este beneficio”.